MADRE E HIJA Á LA MODE- POR INÉS CHAVANNE

23 diciembre, 2013 Compartir: |

Paloma: – ¿Que estás haciendo en este momento de tu vida? – Estoy estudiando Diseño de indumentaria y empecé una pasantía en una marca de ropa que me lleva tiempo y me tiene muy comprometida. Por otro lado, estoy trabajando como modelo, lo cual, sumado a la universidad y a la pasantía, me da una visión diferente de la moda al abordarla desde distintos lugares. – ¿Cómo sería una marca de ropa tuya? – Ante todo, femenina y moderna, siguiendo la tendencia. Hoy en la calle se ve una onda muy masculina en la manera que se visten las mujeres. Me gusta cuando se le da un toque de femineidad. Me interesaría resaltar la belleza de cada mujer, porque hay veces que las mujeres se ponen cosas que no les quedan bien solo por estar vestidas a la moda. Yo no estoy de acuerdo con eso: las mujeres deberían vestirse con prendas que se sientan cómodas de usar y que resalten lo más lindo de cada una. – ¿Cuáles son las cuatro prendas que no pueden faltar en un placard? -Unos buenos jeans, que te queden bien: son fáciles de combinar porque con una linda camisa y tacos estás bárbara para salir de noche, y con chatitas y un tejido de algodón estas divina durante el día. Una camisa blanca es clave, unas chatitas y calzas que a mí, particularmente, me encantan. -Nombrame tus cuatro marcas o diseñadores favoritos. -Chloe es mi marca preferida. También Celine, Alexander McQueen –que me encanta- y Lanvin. – ¿Cómo te sentís haciendo lo que hacía tu mamá? – Ahora mucho más tranquila y desprejuiciada. Antes me costaba mucho, era muy tímida y miedosa. De a poco voy superando mis obstáculos y mis miedos. No hace mucho me aterraba la pasarela, y ahora ya me lo tomo como algo divertido. Mariana – ¿Extrañás algo de la pasarela? – Extraño ese momento único de adrenalina, de sentir que podés vibrar ahí arriba y que tenés un momento para crear un instante en el que el otro siente lo mismo que vos. Eso es lo que extraño: el arte de estar ahí. Pero lo logro en otras cosas y lo busco permanentemente en otros lugares para obtener un sentimiento similar.En esta etapa de mi vida siento que soy una ridícula si me subo a desfilar y que la gente seguramente va a pensar que estoy fuera de lugar. – ¿Como vivís el hecho de ver a Paloma en un lugar que vos ocupaste? – Lo vivo con agradecimiento porque me gusta que ella pueda probar y sentir lo mismo, que pueda vivir ese instante y que no se haya quedado con “mi mamá lo hizo, yo no lo puedo hacer”. La incité mucho a que lo hiciera porque me parecía interesante. También la incentivé mucho a que estudie: ya no existe no tener una carrera universitaria, no va. Si tenés la posibilidad de hacerlo, que deberíamos tenerla todos, está bueno poder aprovecharla. Y después vivir lo otro como un plus. El trabajo siempre te enseña mucho, en cualquier ámbito. Llegar a horario,ser profesional, saber cumplir y organizar tu agenda te hace más adulto. – ¿Cómo es tu vida hoy? – Me volví a casar y pude generar otra vez un ámbito familiar lindo de amor y de contención. También trabajo mucho, es como un sostén en mi vida. Lo hago desde muy chica. En este momento tengo una productora chiquita que produce Dímelo tú, que es un programa de entrevistas que está hace diez años. Este año armamos una web de TV que se llama www.grupomaga.tv, con contenidos culturales. Por otro lado, tengo mi marca de anteojos, que ya está en su tercer año de vida. – ¿Y cuáles son tus prioridades? – Por supuesto, mi hija y mi marido. Luego estos nuevos hijos que tengo del trabajo y estar sana. Tratar de vivir el presente, porque sabemos que mañana quizás no estamos. Ése es un aprendizaje fuerte que tuve en estos últimos años. Cuando uno va pasando los 40 te vas dando cuenta de que la realidad de la vida es el hoy. A pesar que hay que construir y hay que querer todo lo que uno va haciendo,también hay que vivir. Vivir el presente y disfrutar mucho lo que uno tiene y no quejarse.

comentarios 0